La Fragata Negra

debate

A MI ALUMNA MÁS AVENTAJADA

Escrito por barcomoreno 05-12-2011 en General. Comentarios (2)

"El éxito es lo que nos da confianza para poner en práctica lo que el fracaso nos ha enseñado".

Oscar Wilde

 

Saben ustedes que no prodigo mucho las entradas a una única persona, más aún si les hablo de entradas de profunda admiración. Pero esta vez, he de necesitar de su  benevolencia para ampliar dicha lista (en la que únicamente figura mi madre), a mi alumna más aventajada. A aquella que llamo todos los días y comparto algo más que un libro o un link interesante.

 

Les entiendo cuando este tipo de entradas producen cierto rechazo o apatía en su lectura, probablemente causadas por la falta de información.

 

Así que con lo único que juego es con la palabra. Con la palabra, la mía, la que le doy a ustedes, de decirles que mi alumna más aventajada es el paradigma del ejemplo de superación personal que más cercano me pilla, en lo que a confianza intrínseca se refiere. Una chica en la que podía verse, sin ser demasiado avizor, un enorme potencial pero que, por causas que no vienen al caso y que tanto me costó descubrir, no usaba. Como una mina rica en minerales sin explotar. O como a mi mejor me gusta representar, como ese niño pequeño que el Maestro Qui Gon-Jin encontró en Tatooine.

 

Hallé, como no podía ser de otro modo, el lado más personal y del que poco, o muy poco, tenía que ver con el debate. Éste es, sin temor a equivocarme, incluso mejor. Pero créanme que el potencial existía. Lo ví hace más de un año, y los hechos evidencian que no me equivoqué. Anteayer volvió a ganar a la primera, con dos chicas novatas y en Bilbao, un título que a mí me costó tres intentos, un compañero experimentadísimo y jugarlo en casa; justo en el momento en que uno se descarga de presiones y empieza a disfrutar con esto de la oratoria. Poderosa te has vuelto, mi pequeña "padawan".

 

Probablemente hubiera sido más rápido ahorrarnos los disgustos, los enojos injustificados o incluso las lágrimas si se hubiera dado cuenta antes de lo que era capaz de hacer si su confianza en sí misma no mermara con cada varapalo pero, ¿es que no ha sido mejor el método? ¿No es hasta cuando uno reconoce un problema cuando empieza a solucionarlo? Darse cuenta de que no hay que ser uno mismo, si no la mejor versión de uno mismo. Conocimiento, confianza y corazón. No hay más.

 

La paciencia ha sido, probablemente, la mayor virtud que este humilde veterano del debate haya tenido con esta señorita, antes incluso que la fe ciega. Lo demás se lo podía haber enseñado cualquiera.

 

Mañana celebra 21 añitos y ya se ha ganado el respeto -en su segundo año-, que yo mismo conseguí en el quinto. Por suerte (para mí), aún tengo que enseñarle muchas cosas y, vuélvanme a creer, el margen de mejora todavía es bestial (por suerte para ella, por infortunio de sus adversarios). Gracias Teresa, por todo lo que estoy aprendiendo y disfrutando.

 

Y enhorabuena, mi campeona. Eres la mejor.

 

P.S. "Te lo dije".

 

 

Debate del debate

Escrito por barcomoreno 31-05-2008 en General. Comentarios (1)

Winston Churchill decía que sus adversarios los tenía delante, pero que sus enemigos estaban detrás. Eran sus propios conciudadanos. Por ponerte en el lugar del otro, saber cómo piensa, e incluso conocer tus propios prejuicios y debilidades.

No llegando, ni mucho menos, al extremo de las palabras de Churchill, en Debate, los adversarios los tenemos enfrente cuando hay otro equipo dispuesto a debatir, y encima es de forma temporal, ya que luego confraternizamos con todos; pero nuestros enemigos puede que estén atrás nuestra. En ETEA, nuestros compañeros, alumnos también de nuestra facultad, sabemos que nos dicen de todo. No confabulemos. No criminalicemos. No exageren mis irónicas palabras.

“Yanquis”. “Frikis”. “Raros”. “Empollones”. “Tontos”. Incluso “flipados”. Creen, según algunos infiltrados y aliados que disponemos, que somos una especie de bichos raros que andan con un libro en las manos y un periódico bajo el brazo. Aquellos que hacen las exposiciones diferentes, preguntan cosas raras al profesor y van de despacho en despacho consultando dudas de temas que nunca se han visto en clase.

En muchas ocasiones, cuando bajo de esa supuesta “nube blanca esponjosa”, los veo diferentes a mí. Por desgracia, sé que a algunos se les ronda por su maquiavélica cabeza que los del Club de Debate son alumnos superiores, “galácticos de ETEA”, a los que les cuelgan fotos suyas por los tres edificios y salen en periódicos locales.

En otras ocasiones, esas personas ven en pasillos carteles que anuncian “Torneos de Debate” y creen que son tertulias de carácter rosa por las que se discute a voces y sin ningún raciocinio.

Incluso he llegado a oír, que lo que nosotros hacemos es únicamente irnos de fiesta por todos los rincones de la península.

Pero hay otros, más cada vez, que saben que no somos ni los más flipados ni los más “yanquis”. Por suerte, saben que la práctica del debate universitario de competición tiene más origen griego que anglosajón. Puede, eso sí, que haya algún que otro medio-friki oculto entre los miembros, un concepto desvirtuado que para los más acertados llega a entenderse como “aquel que se fija en muchos detalles y disfruta recordándolos”, pero no entra en las descripciones principales de su personalidad.  Tampoco somos tan raros como la gente cree, o quizá lo dicen porque somos escasos en número a nivel nacional. No somos ni mucho menos los más empollones de ETEA. Como prueba, no tienen más que ver mi Expediente Académico o el de muchos de mis compañeros. Y tontos, como decía Forrest Gump, “son los que hacen tonterías”, y no confiamos que esto lo sea. No somos pues, más nada.

Puede que lo que nos distinga del resto, es que nosotros somos más egoístas. Sí, egoístas. Porque queremos indagar, consultar, saber, curiosear, practicar y debatir, sobre todo debatir, cada vez más. Queremos aprender exponencialmente, y sabemos que esa oportunidad podemos aprovecharla hasta de la más simple anécdota. No buscamos ser uno mismo, sino la mejor versión de uno mismo.

Debatir va más allá de saber decir una palabra bonita, una introducción fascinante, un exordio enriquecedor o un argumento convincente. Nos enseña a razonar y pensar. Incluso, a ser un poco escépticos. A averiguar el por qué de las cosas. Y eso no se califica, sino que se valora.

Poco a poco, los años de debate universitario van pasando para los grandes debatientes de España: los Jordi Graupera, Katharine Menéndez, Alberto Mateos, Iñaki Atxaerandio, Álex Huertas, Paco Valiente, Ana Collado, Santi Muñoz, Telmo Esteban, Ignacio Santos, José Herrera y un largo etcétera. Todos ellos ya están retirados. Por eso hay que pensar en el futuro y comenzar a hablar de renovación (resulta curioso que en la web y en la agenda todavía aparezca que puedes participar en la LNDU). Esta comunidad es cada vez más gruesa y cuanto más me identifico con ella, más me gusta.

He de agradecer pues, a todos aquellos vinculados a ETEA que confían en nosotros, y que siguen apostando por el debate como una herramienta que sirve para algo más que ayudarte a hablar bien. Al Departamento de Comunicación, Narci y Rosa especialmente; a Miguel Castro, Carmen Bustos, Gabriel Pérez, Julio Jiménez, Manuel Paniagua, Marta Montero, Mari Luz Ortega, María José Montero, Rafael Araque, Pilar Tirado, Horacio Molina; y cómo no a mis queridas Esther Menor, Teresa Montero y Teresa Romero; y aún me dejo a alguien, seguro.  A todos ellos y muchos más. A los que se van este año (como mi amigo Javier López, Ángel o Pilar); los que regresarán el que viene (como Susana o incluso Gonzalo); y a las nuevas promesas que entran desde primero (como Pablo, o Fernando).

Ha sido un curso excelente, de nuevo, para nosotros. No hay torneo en el que no peleemos hasta el máximo. Pero también sabemos que hay que trabajar mucho para crecer. Espero entonces que juntos podamos seguir cosechando tantos éxitos como los que ya se han recogido. Enhorabuena a todos. Y muchas, muchas gracias por colaborar en tan apasionante proyecto. Nos vemos el año que viene.

http://barcomoreno.blogspot.es/img/clubdedebate07-08.jpg

Unijés 2

Escrito por barcomoreno 30-05-2008 en General. Comentarios (0)
03 diciembre

Unijés II

Acabo de venir desde Madrid del Segundo torneo de Debate Unijés, celebrada en esta edición en la magnífica Universidad Pontificia de Comillas ICAI-ICADE, y en el que he sido nada más y nada menos que finalista.

Este Torneo sigue el mismo sistema que se utilizó ya el año pasado en Bilbao, el no corriente tipo Suizo, y que únicamente mi colega Iñaki Atxaerandio (coordinador del Club de Debate en Deusto) sabe controlar al 100%. Se hace por parejas y como única novedad es que se debatían sobre dos cuestiones: ¿Es compatible el desarrollo económico con la preservación del Medio Ambiente? Y la otra que rezaba: ¿Es factible cambiar sustancial y ecológicamente nuestra forma de vida? Mi amigo Sebastián Rodríguez Pérez y yo llegamos invictos a la final (nadie más lo logró), pero caímos contra Daniel y Miriam, que iban de anfitriones y a los que curiosamente ya les ganamos con la misma postura y el mismo tema en cuarta ronda. Felicidades para ellos. Y también al resto de parejas de las distintas universidades representadas (mis buenos amigos Telmo y Mikel, que son geniales; Borja y Álvaro de Nebrija; Miguel de la CEU; mis amis catalás de la Ramón Llul; Alberto, Carlos, David y “Estefi” de Comillas; etcétera, etcétera). Esto cada vez es más difícil (¿A qué si Cristina?).

Mi párrafo de agradecimiento especial va para mis “alumnos”, a los que tuve la oportunidad de prepararles y, aunque mi “niña” Pilar diga que tenía excesiva confianza en ellos, yo sabía que harían un gran papel, y no me he equivocado. Habéis crecido en 48 horas lo que yo no puedo instruiros en 48 días. Enhorabuena, os lo tenéis merecidísimo. Ya sabéis cuál y cuándo fue mi recompensa. (Manu, tu si que eres el mejor).

A todos los entrenadores, profesores, relaciones públicas, gestores, tesoreros, miembros que no han podido venir (mi Javi, pero sobre todo mi Ángelito!) e interesados por el club de Debate, de nuevo, por mostrar una gran confianza en nosotros (y nosotros en darle aún más buena fama a ETEA, ¿no?); en especial a mis queridas Esther, Teresa Romero, Carmen Bustos y al gran Miguel (gracias por esa pedazo de cena!)

Y cómo no, a mi amigo Chevy, que sin él habría sido IMPOSIBLE llegar hasta dónde hemos llegado. Por el esfuerzo, la dedicación, la entrega y las horas que le hemos echado a esto que hacen que todo lo trabajado haya merecido la pena. La medalla que tengo ahí en mi estantería no es mi premio, y lo sabes.  Un abrazo a todos. Nos vemos en Córdoba el año que viene.

 

Torneo Pasarela

Escrito por barcomoreno 30-05-2008 en General. Comentarios (0)

El torneo Pasarela, tras su primera edición, se ha convertido, quizá, en la única alternativa seria de competición de Debates Universitarios a nivel nacional. Tras el malogrado éxito económico de la LNDU, Alberto Mateos, Kathy, Carlos y compañía, han marcado las pautas para lo que tiene que ser un gran torneo de debate. Debe llevar dos ingredientes, Financiación y Voluntad. El primero, porque es necesario: para atraer a jueces, a empresas, para otorgar premios atractivos que incentiven a la gente, para el material, para la organización, etc. Y el segundo, porque los problemas se multiplican a medida que se acerca la fecha de culminación del Torneo. Mi enhorabuena por haberlo hecho realidad.

No podría decir nada destacado sobre el genial ambiente que se celebra en este tipo de Torneo que no haya dicho Jordi Graupera en su magnífico discurso de despedida. No podría sumarme al elenco de detractores que tiene el campeón Álex Huertas tras haberle visto debatir. No podría declarar mi queja a la escasa profesionalidad de los jueces tras haber debatido contra mis grandes amigos de Deusto (qué mentirosos en el Feedback estuvieron los jodíos). No podría haber disfrutado tanto con las ocurrencias y anécdotas de mis colegas de la UCO (y de la UUCS). No podría haberme formado ni consolidado personalmente más en este mundillo si no llego a pisar IFEMA en estos días.

Pero sobre todo, no podría haber hecho nada sin mi Club, el de Debate; sin mi Capitán, Manuel Mazo; ni mi orador, Javi López. Ya os lo dije, mi recompensa la había recibido antes incluso de enfrentarnos a León. Éramos pocos pero muy peleones. Conseguimos que la gente se asustara al ver que tenían que enfrentarse a ETEA e, incluso con polémica de por medio, casi logramos vencer a los actuales campeones nacionales (aunque ya no lo sean) en el único debate que perdimos. Un abrazo con toda la buena fe.

Y gracias a ETEA por confiar en nosotros, especialmente a Teresa Romero, Sebastián Rodríguez y mi Angelito, que siempre ha creído mucho en mi. Y el resto, que se ha sacrificado también por nosotros tres. Gracias de todo corazón a todos. Agur!